Título de Registro de Marca Nº: / Registered Trademark Nr: 2.921.341

"Se necesita poco para hacer las cosas bien, pero menos aún para hacerlas mal" -Paul Bocouse-

Contacta con nosotras: /Get in contact with us: recetasdemeg@gmail.com


domingo, 16 de octubre de 2011

BAVAROIS DE NARANJA de JULIA CHILD

Buenas!

Aquí nos tenéis de nuevo para presentaros otra receta de Julia Child en español, y esta semana es muy dulce: un Bavarois de Naranja. Os incluimos la introducción que sobre los bavarois hacen Julia Child y sus colegas en el libro que seguimos en este blog: “Mastering the Art of French Cooking”.
Como siempre, esperamos que esta receta os resulte atractiva y apetecible para llevarla a la práctica.

1ª PARTE: TRADUCCIÓN DE LA RECETA
BAVAROIS DE NARANJA de JULIA CHILD
BAVAROIS À L’ORANGE – Orange Bavarian Cream – a cold dessert)

Introducción
El bavarois es un molde de crema inglesa (salsa de natillas) con gelatina, claras a punto de nieve, crema ligeramente batida y un sabor. Se desmolda después de haberse enfriado totalmente, y resulta un postre tan bonito a la vista como rico es al paladar. Cuando se hace bien, adquiere una textura deliciosa, ligera, cremosa y aterciopelada, convirtiéndose en uno de los mejores postres que se preparan en un molde.

Sentíamos curiosidad de probar algunas recetas de bavarois que afirmaban conseguir recetas maestras en segundos. Siendo así, experimentamos con batidora eléctrica, yemas de huevo crudas, hielo picado, etc. También nosotras hicimos algunos experimentos propios, como sustituir frutas congeladas o helado por hielo picado. Aunque la apariencia al desmoldar los bavarois resultaba atractiva, su sabor y consistencia no eran los deseados. Finalmente, concluimos que esta receta no puede lograrse en segundos: unas natillas cocinadas, una gelatina bien disuelta, claras de huevo firmes, nata debidamente montada, el sabor adecuado y luego la mezcla correcta de un elemento en otro a su debido tiempo, son los requisitos indispensables para lograr un buen bavarois. El método clásico que se describe a continuación no es para nada complicado, y el postre puede prepararse en su totalidad el día anterior, o incluso dos días antes de servirlo. 

El bavarois de naranja es nuestro favorito, aunque se puede hacer de diferentes sabores.
Para 8/10 personas
El sabor a naranja
  • 2 naranjas grandes y brillantes
  • 2 azucarillos grandes
  • 1 bol de mezclar de unos 4 litros
Lava y seca las naranjas. Uno a uno, restriega los azucarillos por las naranjas hasta que todos los lados de cada azucarillo estén impregnados de aceite de naranja. Aplasta los azucarillos en el bol. Ralla y añade la parte naranja de la piel de las 2 naranjas en el bol.
  • 1 taza de medir
  • 1 colador
  • 1 ½ cucharadas de gelatina (equivale a un sobre de gelatina en polvo sin sabor – o 6 placas de gelatina en hojas)
Exprime el zumo de las naranjas y cuélalo a fin de obtener de ½ a ¾ taza de zumo. Espolvorea la gelatina sobre el zumo de naranja y déjalo aparte para que se ablande.

Las natillas
  • 7 yemas de huevo
  • 1 batidor de varillas o batidora eléctrica
  • 1 taza azúcar granulado
  • 2 cucharaditas harina de maíz
Incorpora y mezcla las yemas al azúcar de naranja en el bol. Gradualmente bate el azúcar granulado y sigue batiendo durante 2 o 3 minutos hasta que la mezcla sea de color amarillo claro y se forme un ligero lazo cuando dejas caer un poco de crema. Incorpora y bate la harina de maíz.
  • 1 ½ tazas leche hirviendo
  • 1 cacerola esmaltada de 2 litros
  • 1 cuchara de madera
Bate la leche, vertiéndola en un delgado chorro, sobre la mezcla de yemas. Cuando ya esté completamente incorporada, vierte la mezcla en la cacerola y ponla a fuego moderado. Da vueltas con la cuchara de madera hasta que la mezcla espese lo suficiente como para cubrir ligeramente la cuchara. Ten cuidado de que el fuego no esté demasiado alto para evitar que cuajen las yemas. Retira la cacerola del fuego e inmediatamente añade la mezcla de zumo de naranja y gelatina, batiendo durante un momento hasta que la gelatina se haya disuelto totalmente. Enjuaga el bol de mezclar y vierte en él las natillas.
Las claras de huevo
  • 5 claras de huevo
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharada de azúcar granulado
  • 1 espátula de goma
Bate las claras y la sal hasta que aparezcan unos picos blandos. Espolvorea entonces el azúcar y bate de nuevo hasta que los picos sean firmes. Utilizando la espátula de goma, incorpora con cuidado las claras a punto de nieve en las natillas calientes. Ponlas en la nevera. Revuelve delicadamente con la espátula la mezcla varias veces mientras se está enfriando, para que no se separe. Cuando esté fría, pero no del todo cuajada, continúa con la receta.

La nata montada y el sabor final
  • ½ taza de nata fría para montar
  • 1 bol de mezclar frío
  • 1 batidor frío
  • 2 cucharadas de licor de naranja
  • 1 molde de 8 tazas cilíndrico o de aro, preferiblemente de metal porque se desmolda más fácilmente.
Bate la nata ligeramente hasta que doble su volumen y el batidor deje huellas ligeras sobre la superficie. Mezcla la nata y el licor de naranja con las natillas.
  • Papel de horno ligeramente untado con aceite
Enjuaga el molde con agua fría y sacude el exceso. Vuelca el bavarois sobre el molde. Cúbrelo con el papel de horno y déjalo enfriar durante 3 o 4 horas, o de un día para otro.
Para desmoldar y servir
  • Un cuchillo largo y fino
  • Una fuente de servir fría
Retira el papel de horno. Sumerge el molde en agua muy caliente durante 1 segundo (1 o 2 segundos más si el molde es de porcelana). Pasa el cuchillo todo alrededor del borde del bavarois y dale la vuelta sobre la fuente. (Si quieres, lo puedes desmoldar y refrigerar varias horas antes de servir).
  • Trocitos de piel de naranja espolvoreados con azúcar y licor de naranja
Sírvelo rodeado con los adornos de naranja.

2ª PARTE: ELABORACIÓN DE LA RECETA

Hola, la elaboración de la receta no ha tenido ninguna dificultad, como sabéis Julia Child explica concienzudamente todos los pasos a seguir, así que siguiendo al pie de la letra sus instrucciones tendréis un postre de éxito garantizado.

El resultado es un bavarois con un suave y delicioso sabor a naranja y una textura esponjosa que se deshace en la boca.

Para animaros a que realicéis este rico postre os dejo las fotos de su elaboración.

Ingredientes

"El azúcar de naranja"


Batiendo las yemas con el azúcar de naranja y el azúcar granulado

La crema con las claras a punto de nieve

Mezclando la nata

En el molde preparado para ir a la nevera

Desmoldado y adornado

Listo para comer...
Bon appétit!
M.G. traduciendo y E.G. cocinando para Entre ollas anda el fuego

11 comentarios:

Loly dijo...

Uy! Qué cosa mas rica. Nunca me había parado a mirar lo que era el dichoso bavarois. Ahora que veo la foto y me atrae tanto tendré que ponerme a ello. Un abrazo.

Asun dijo...

Me parece un postre fantastico, en cuanto empiece la temporada de naranjas pienso hacerlo.
Solo tengo una duda ¿De que tamaño es la taza que utilizais para medir?
Saludos y felicidades por vuestro blog

Toñi dijo...

Os ha quedado fantástico, yo el único bavarous que preparé fue para el Cículo Whole Kitchen y fue un auténtico desastre, igual me animo viendo vuestra receta porque la verdad es que os ha quedado perfecto.
Besitos.

Entre ollas anda el fuego dijo...

¡Pues ánimo chicas, a hacerlo!
En casa se siguen relamiendo de lo bueno que estaba y dicen que les ha sabido a poco...que otro día ¡el doble!

Besos y gracias por comentar

L'ENTREGU dijo...

Simplemente espectacular. Receta para enmarcar.

Entre ollas anda el fuego dijo...

¡Gracias L´Entregu!

La verdad es que con unos ingredientes básicos resulta una receta de categoría.

Besos

Mary505 dijo...

Me encanta que hagais esto os guardo en favoritos y os visitare a menudo ,gracias

Entre ollas anda el fuego dijo...

Muchas gracias Mary505 y ¡Bienvenida a nuestro blog!

Bss

Anónimo dijo...

Hola, q pinta tan estupenda tiene ese BAVAROISE de NARANJA, ¡felicidades! pero al igual que Asun, yo también tengo la misma duda ¿a cuanto equivale 1 taza? tanto de líquidos como de sólidos, es que si no es un poco difícil acertar con las medidas y además en cada sitio que veo, varían ¿? me podríais responder por favor?
Gracias
Saludos
Pilar

Entre ollas anda el fuego dijo...

Hola Pilar,

Acerca de la duda que nos planteas, una taza equivale a 240 ml, y esa medida se utilizaría también para sólidos. Hoy en día es bastante fácil encontrar tazas o jarras medidoras que especifican las medidas en tazas, o en inglés (cups), tanto de plástico como de cristal.

¡Espero haberte ayudado!

Un abrazo

Entre ollas anda el fuego dijo...

¡Uy! Se me olvidaba, también espero haber sido de ayuda a Asun.

Besitos!