Título de Registro de Marca Nº: / Registered Trademark Nr: 2.921.341

"Se necesita poco para hacer las cosas bien, pero menos aún para hacerlas mal" -Paul Bocouse-

Contacta con nosotras: /Get in contact with us: recetasdemeg@gmail.com


jueves, 1 de diciembre de 2011

CHRISTMAS PUDDING (PUDDING DE NAVIDAD) - 1ª entrega


¡Hola a tod@s!

Hoy os traemos el postre navideño más típico de la cocina británica: su famoso “Chistmas Pudding”. Aunque para que adquiera su máximo sabor debe realizarse unas semanas antes de la Navidad, la receta que hoy os proporcionamos puede hacerse incluso el día anterior. Básicamente se trata de un pudding hecho a base de harina, mantequilla, azúcar, fruta, frutos secos, especias, coñac y cerveza negra. Estos ingredientes y el hecho de que debe cocer durante bastantes horas, hacen que adquiera su característico color oscuro.

Tradicionalmente en Inglaterra se elabora el 5º domingo anterior a la Navidad. Ese domingo es conocido como “Stir-up Sunday”, porque antes de la colecta se reza una oración perteneciente al “Libro del Orador” (Book of Common Prayer) perteneciente a la Iglesia Anglicana, que dice:

"Stir up, we beseech thee, O Lord, the wills of thy faithful people; that they, plenteously bringing forth the fruit of good works, may by thee be plenteously rewarded; through Jesus Christ our Lord. Amen"

“Remueve, oh Señor, las voluntades de tus fieles; que te ofrezcan en abundancia el fruto de su trabajo y sean por ti copiosamente recompensados; por Jesucristo, Nuestro Señor. Amén”

Y es por eso que la tradición dicta que la mezcla de todos los ingredientes sea “removida” una vez por cada miembro de la familia (o al menos los niños), mientras se pide un deseo. Antiguamente se solía introducir monedas de plata de 3 o 6 peniques en el pudding, y suponía el augurio de prosperidad para el siguiente año para aquel al que le tocara. Sin embargo, esa tradición seabandonó cuando las monedas dejaron de ser de auténtica plata, puesto que la aleación de las monedas actuales podría estropear las cualidades del pudding. También suponían un peligro: hay gente que se partió algún diente, se tragó la moneda o se atragantó con ella, llegando incluso casi a  asfixiarse.

Sin embargo, en sus orígenes más remotos, este pudding no era dulce, ni se elaboraba como postre, sino que era una manera de conservar la carne para el invierno. En la época medieval, y debido a la escasez de pienso durante el invierno, se solía sacrificar el ganado al finalizar el otoño.  Siendo así, una buena forma de conservar la carne restante era introduciéndola en un pastel, los famosos “Mince Pies” ingleses (pasteles de carne) y añadiéndole frutos secos para que actuaran como conservantes. De hecho, y debido a sus buenas cualidades de conservación, actualmente hay familias inglesas que preparan más de un Christmas Pudding y lo consumen en otras celebraciones a lo largo del año, en Semana Santa, por ejemplo, y hay algunos que llegan más allá y preparan el pudding ¡de una Navidad para otra!

Pero continuemos con la historia de esta interesante receta:

A medida que las técnicas para conservar la carne fueron mejorando, se fue perdiendo el gusto por incluir carne, incrementando a su vez los ingredientes dulces y las especias. Sus características actuales se afianzaron finalmente en la época victoriana, aunque en esos tiempos la costumbre era prepararlo en un gran paño y colgar éste de un gancho hasta el día de Navidad. Fue en el siglo XIX cuando adquirió su forma definitiva, introduciéndolo entonces en un caldero donde pudiera cocer varias horas a baño María.

Una vez ha llegado la Navidad y, por tanto, el momento de servirlo, se recalienta de nuevo a baño María, se desmolda, se vierte por encima más coñac y se prende. Ese momento es muy emotivo en todas las casas inglesas: muchos apagan las luces y aplauden mientras el pudding llega a la mesa en llamas. ¡Realmente espectacular! Hay diferentes opciones para acompañarlo, que encontraréis al final de la receta.

Como veréis a continuación, yo he preparado el pudding según la tradición anglosajona, es decir, con varias semanas de antelación. Debido a ello, hoy os presento la receta y las fotos referentes a la elaboración, pero el resultado final tendrá que esperar hasta el día de Navidad, tras la cual, os comentaré cómo quedó finalmente el pudding y si no tuvimos incidencias con las llamas (esperemos que no, por favor).

Y por último, os comento que, como suele ocurrir con este tipo de recetas típicas, existen infinidad de versiones y los ingleses más orgullosos presumen de tener su propia receta que ha pasado de generación en generación. Yo os dejo ya con  nuestra propia interpretación, a ver si os apetece seguir también, al igual que yo, esta tradición tan “British”.

CHRISTMAS PUDDING (PUDDING DE NAVIDAD)

Ingredientes:

  • 225 grs. de pasas de Corinto
  • 225 grs. de pasas sultanas
  • 225 grs. de pasas de California sin pepitas
  • 225 grs. de azúcar
  • 225 grs. de harina
  • 4 o 5 rebanadas de pan de molde sin corteza rallado
  • 2 manzanas ralladas
  • 100 grs. de mantequilla en trozos o rallada
  • 100 grs. de almendras peladas enteras
  • 100 grs. de almendras peladas en trozos
  • 100 grs. de frutas escarchadas picadas
  • La corteza rallada de 1 limón
  • El zumo del limón
  • La corteza rallada de 1 naranja
  • 75 ml. de cerveza negra
  • 100 ml. de coñac
  • 4 huevos batidos
  • 15 grs. de especias en polvo para postres
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1 cucharadita de nuez moscada en polvo
  • 1 pizca de sal
Mezcla todos los ingredientes en un bol grande y revuelve bien. Engrasa un molde de unos 2,5 litros de capacidad y preferiblemente cilíndrico con mantequilla y vuelca la mezcla en él. Cúbrelo con papel de aluminio y ponlo al baño María en una cacerola más grande con agua que llegue a los 2 tercios del molde. Mantenlo cociendo lentamente durante 8 horas, vigilando frecuentemente que no se quede sin agua. También puedes taparlo herméticamente y ponerlo a cocer en una olla a presión.

Déjalo tapado en un lugar seco hasta el día de Navidad. Vuélcalo entonces sobre una fuente, flambéalo con cognac  y decóralo con una ramita de acebo. Acompáñalo de la salsa o crema que más te guste. Algunas sugerencias son: natillas, crema inglesa, mantequilla al brandy o al ron, besamel dulce o azúcar espolvoreado por encima.

Ingredientes

La mezcla en el bol

Detalle de la masa


El molde, preparado para empezar la cocción

Cociendo ya a baño María a fuego muy lento

Al terminar la cocción

Y ahora .... ¡a esperar hasta Navidad!

Continuará……

Bon appétit!

M.G. para Entre ollas anda el fuego

6 comentarios:

Evelyn dijo...

No conocía esta receta. Se ve estupenda. Besiños.

May dijo...

Ocho horaaaas? esta receta no es "pa" mí, eso sí, la pinta es deliciosa!

Toñi dijo...

Deseando estoy de ver la segunda parte, menuda cantidad de cosas ricas que lleva este pudding, delicioso para navidad y para cualquier fecha.
Besitos.

igloo cooking dijo...

que ricoooo y que música más chula!
Me encanta vuestro blog que no conocía y acabo de descubrir!! Así que me quedo a seguiros para no perderme nada de nada! Besitos y buen fin de semana!
Nieves.
http://igloocooking.blogspot.com

Entre ollas anda el fuego dijo...

¡Muchas gracias a todas por vuestros comentarios, chicas!

Ya os contaré el resultado después de Navidad. ¡Habrá que tener paciencia!

Bienvenida, Nieves, a nuestro blog. Estamos encantadas de recibirte.

Un beso para todas y que tengáis un buen fin de finde!!!!

ANNA FERRER dijo...

Hola acabo de descubrir vuestro blog
Podríais decirme cuanto tiempo de cocción necesita si lo hago en la olla a presión. Muchas gracias