Título de Registro de Marca Nº: / Registered Trademark Nr: 2.921.341

"Se necesita poco para hacer las cosas bien, pero menos aún para hacerlas mal" -Paul Bocouse-

Contacta con nosotras: /Get in contact with us: recetasdemeg@gmail.com


miércoles, 18 de enero de 2012

ALCACHOFAS ESTOFADAS A LA PROVENZAL de JULIA CHILD

¡Otra vez estamos aquí!

Después de los excesos navideños hoy os traemos una receta ligerita a base de alcachofas, ¡milagro con aceite de oliva! y no con mantequilla como nos tiene acostumbrados la cocinera americana.

Resulta una salsa deliciosa, de las de toma pan y moja.

ALCACHOFAS ESTOFADAS A LA PROVENZAL de JULIA CHILD
ARTICHAUTS BRAISÉS À LA PROVENÇALE
Artichokes Braised with Wine, Garlic and Herbs

La mayoría de las múltiples recetas de alcachofas guisadas siguen las líneas generales de ésta. Si lo deseas, puedes añadir a la cacerola una taza de pulpa de tomate en dados, o ½ taza de jamón en dados y 10 minutos antes del final de la cocción, ¼ kilo de champiñones salteados. Las alcachofas estofadas van bien con carnes asadas o guisadas, o pueden ser un magnífico primer plato.

Para 6/8 personas

- 6 alcachofas grandes
- 1 gran olla con 7 u 8 litros de agua hirviendo a fuego vivo
- 1 ½ cucharaditas de sal por litro de agua

Prepara las alcachofas para cocinar (^), pero corta las hojas de forma que las alcachofas sean sólo de unos 3’75 cms. de largo. Luego córtalas en cuartos a lo largo y elimina la parte central de pelitos (choke). Echa los cuartos en el agua hirviendo y déjalos cocer solamente durante 10 minutos. Cuélalas.

(^) Indicaciones al final de esta receta

Precalienta el horno a 165ºC/325ºF.

- 1 taza de cebolla en cuadraditos
- 6 cucharadas de aceite de oliva
- 1 cacerola resistente al fuego de entre 25’5 a 28 cms, lo suficientemente grande para que quepan las alcachofas en una capa.
- 2 dientes grandes de ajo triturado
- Sal y pimienta

Cocina lentamente la cebolla en la cacerola con el aceite de oliva durante 5 minutos sin permitir que la cebolla coja color. Incorpora el ajo. Coloca los cuartos de alcachofa en la cacerola. Riégalos con el aceite de oliva y la cebolla. Espolvorea con sal y pimienta. Cubre la cacerola y cuece lentamente sobre fuego moderado durante 10 minutos, sin permitir que se doren las alcachofas.

- ¼ taza de vinagre de vino
- ½ taza de vino blanco seco o de vermouth blanco seco
- 1 ½ tazas de caldo de carne o agua
- 1 bouquet de hierbas, atado en una tela, con: 4 ramitas de perejil, ½ hoja de laurel y ¼ cucharadita de tomillo
- 1 pliego de papel de horno o cera, cortado con la forma de la cacerola.

Vierte el vinagre y el vino. Sube el fuego y cuece hasta que el líquido se haya reducido a la mitad. Incorpora entonces el caldo, o agua. Añade el bouquet de hierbas. Llévalo todo a ebullición muy lenta. Retíralo del fuego y coloca el papel de horno sobre las alcachofas. Cubre la cacerola y sitúala en la parte central del horno precalentado. La cacerola deberá hervir a fuego muy lento durante 1 ¼ o 1 ½ horas, o hasta que el líquido se haya evaporado casi por completo.

(*) Si no vas a servirlo inmediatamente, pon la cacerola aparte, con la tapa ladeada. Caliéntalo cuando lo necesites.

- 2 o 3 cucharadas de perejil picado

Retira el bouquet de hierbas. Sírvelo desde la cacerola o en una fuente de servir caliente. (Las alcachofas pueden ir rodeadas de tomates al horno o patatas salteadas). Espolvorea con el perejil antes de llevarlo a la mesa.

(^) Indicaciones para preparar las alcachofas

De una en una, prepara cada alcachofa de la siguiente forma:

Retira el tallo doblándolo hasta la base de la alcachofa para que se desprenda, quitando de esta manera con el tallo cualquier filamento áspero que pudiera haber caído al corazón de la alcachofa.

Desprende las hojas pequeñas de la base de la alcachofa. Recorta la base con un cuchillo de forma que la alcachofa se mantenga de pie.

Coloca la alcachofa de lado y corta un centímetro de la superficie del cono central de hojas. Recorta las puntas del resto de las hojas con unas tijeras. Lávalas con abundante agua fría.

Restriega los bordes cortados de la alcachofa con zumo de limón y ponlas luego en un recipiente con agua fría y una cucharada de vinagre por litro de agua. El ácido previene la decoloración de las alcachofas.

Las alcachofas deben cocerse en una olla grande para que tengan mucho espacio. No es necesario atar las hojas.

Aquí os dejamos el resultado a ver que os parece.













Bon appétit!

M.G. traduciendo y E.G. cocinando para Entre ollas anda el fuego

5 comentarios:

Donibaneko dijo...

Me encanta se ve sencilla y muy buena para estos días que intento0o ser buena.... JEJEJEJE
Me gusta como haceis las recetas de Julia... se ve todo muy claro.
Beso0os guapas

Toñi dijo...

Pues mira que el otro día mi marido me decía que nunca le había preparado alcachofas, pues ya tengo una receta y es que a mi de pequeña no me gustaban, pero ahora, ni lo se!!!!
Besitos.

L'ENTREGU dijo...

¡¡Qué mes tan propicio para rescatar productos de la huerta!! ¡¡Bien hecho, chicas!!

Delicias Baruz dijo...

Muy rico!! Me encantan las fotografias. Voy a seguir mirando el blog. Un saludo, Clara.

Entre ollas anda el fuego dijo...

¡Hola a todos y gracias por vuestros comentarios!

Bienvenida Clara a "nuestra humilde morada".

Besos